LA EXIGENCIA CONDUCE A LA DISCIPLINA Y LA DISCIPLINA A LA EXCELENCIA

LÍDERES DEL NUEVO MILENIO DE LA MANO DE DIOS HACIA LA EXCELENCIA